Blog
Cómo clasificar la ropa para lavar

Cómo clasificar la ropa para lavar

28|06|2017

Para lavar bien la ropa hay que proceder primero a clasificarla.  Para ello se tendrán en cuenta aspectos como el color de la ropa, el tejido, la cantidad de ropa que ponemos en la lavadora o el nivel de suciedad.

Es probable que alguna vez por un descuido en el lavado se haya colado una prenda de color que haya desteñido toda la colada. Por ello, siguiendo los siguientes pasos sobre cómo clasificar la ropa para lavar se conseguirá no teñir ni estropear la ropa.

Paso 1: Separar la ropa por colores

Hay que comenzar separando la ropa por colores. Esta separación normalmente se hace en dos grupos:

  • Las prendas de color blanco o de tono claro que se lavarán de 40 a 60 grados utilizando un detergente con ingredientes blanqueadores.
  • Las prendas negras u oscuras (rojos, verdes azules, negros, etc.) Se lavarán de 0 a 20 grados de temperatura con detergente para ropa de color.

Existe la posibilidad de hacer un tercer grupo en esta clasificación. Consistiría en subdividir en conjunto de prendas blancas en blanco y pastel. Aquí entrarían todos los colores pastel o claros y se lavarían de 30 a 40 grados y con detergente de color.

Este paso es importante porque permite regular la temperatura según el color y evitar que la ropa se destiña sin querer. Esto ayudará a conservar todas las prendas en mejor estado.

Paso 2: Clasificar según suciedad

Es conveniente también clasificar la ropa para lavar según la suciedad: separa las prendas sucias del día a día de aquellas que tienen manchas importantes. Estas últimas probablemente deberás dejarlas en remojo unas horas en agua caliente con algún detergente quitamanchas para ablandar la suciedad y hacer que el lavado en la máquina sea más efectivo.

Paso 3: Clasificar según ciclos de lavado

La lavadora tiene multitud de ciclos de lavado, dependiendo de tipos de ropa, materiales o temperaturas. Siguiendo las instrucciones de las etiquetas que vienen en las prendas se sabrá que ciclo utilizar. Nunca lavar las prendas delicadas junto a las de uso diario pues son dos ciclos de lavado diferentes por ejemplo.

Consejos

Procurar lavar del revés los vaqueros, las sudaderas y las prendas delicadas en general. De esta manera se evita el roce de la parte externa de las prendas con el tambor de la lavadora.

No meter nunca junto con la colada una prenda de color nueva que esté sin lavar con anterioridad. Es conveniente lavar este tipo de prendas primero a mano y separada del resto para evitar que destiña.

Y por último, para lavar lencería, bikinis o ropa con material elástico es necesario usar un saco. 


Últimos post

Inicio